TERAPIA CON YODO RADIACTIVO  I-131

Tratamiento de Radioterapia con yodo radiactivo para el cáncer de tiroides

 

Después de la cirugía por Cáncer de tiroides el endocrinólogo o su cirujano en coordinación con el médico nuclear decidirán y le informarán si será necesaria la administración de la dosis de yodo Radiactivo de acuerdo al resultado de la patología, la estadificación del cáncer y el  tamaño del tumor en la glándula tiroides y si hay metástasis a ganglios o a distancia.

En los últimos protocolos se ha  cambiado el tratamiento según el tamaño del tumor y la clasificación y en estos casos específicos si el tumor es menor o igual  a 1.0 cm (microcarcinoma) confinado sólo ala glándula tiroides  usualmente no se administra esta terapia pero se vigila al paciente con  estudios en sangre,  ultrasonidos  cada 3 y 6 meses para confirmar que el cáncer se encuentra  controlado.

Este tratamiento se le llama DOSIS ABLATIVA y se administra aproximadamente entre 6 y 8 semanas posterior ala cirugía por cáncer de tiroides, es el tratamiento por elección ya que se ha confirmado que puede  (destruir) pequeños restos de tejido tiroideo que no fue posible retirar mediante cirugía o para tratar algunos tipos de cáncer de tiroides que se hayan propagado a los ganglios linfáticos y a otras partes de su cuerpo.

La terapia con yodo radiactivo mejora la tasa de supervivencia de los pacientes con cáncer tiroideo papilar o folicular (o cáncer tiroideo bien diferenciado) que se ha propagado al cuello o a otras partes del cuerpo, y este tratamiento es actualmente una práctica convencional para dichos casos. Sin embargo, los beneficios de la terapia con yodo radiactivo son menos claros para los pacientes con cánceres pequeños de la glándula tiroides que no parecen haberse propagado, los cuales a menudo se pueden extirpar completamente con cirugía. Es necesario preguntar a tu médico sobre los riesgos y los beneficios de este tipo de terapia.

La terapia con yodo radiactivo no se puede usar para tratar los carcinomas tiroideos anaplásicos o (indiferenciados) ni los medulares, ya que estos tipos de cáncer no absorben el yodo. Para los cánceres de tiroides metastásicos o  que no responden al yodo ya se encuentran disponibles fármacos (inhibidores de tirosina cinasa) o terapia blanco para su tratamiento.

Riesgos y efectos secundarios

Su cuerpo emitirá radiación por algún tiempo después de recibir la terapia con I-131. Dependiendo de la dosis de yodo radiactivo utilizada y el lugar donde usted es tratado, puede que sea necesario permanecer en el hospital dos o tres días después del tratamiento. Será necesario estar en una habitación especial de aislamiento para prevenir que otras personas estén expuestas a la radiación. Puede que no sea necesario hospitalizar a algunas personas. Una vez que le permitan regresar a su casa después del tratamiento, se le darán instrucciones sobre cómo proteger a otras personas de la exposición a la radiación y el tiempo que necesitará tomar estas precauciones. Puede que estas instrucciones varíen ligeramente según el centro de tratamiento. Asegúrese de entender las instrucciones antes de salir del hospital.

 

Los efectos secundarios a corto plazo del tratamiento con RAI pueden incluir:

  • Hinchazón y dolor al palpar el cuello

  • Náuseas y vómitos

  • Hinchazón y dolor en las glándulas salivales

  • Resequedad bucal

  • Cambios en el gusto

Masticar un chicle o chupar un dulce duro puede ayudar con los problemas de la glándula salivar.

En algunas personas, el tratamiento con yodo radiactivo también reduce el lagrimeo lo que provoca sequedad en los ojos. Si usa lentes de contacto, pregunte a su médico por cuánto tiempo no debería usarlos.

Los hombres que reciben dosis totales grandes debido a muchos tratamientos con RAI puede que presenten niveles bajos de esperma o, en raras ocasiones, se vuelvan infértiles. El yodo radiactivo también puede afectar los ovarios de una mujer, y algunas mujeres pueden presentar períodos menstruales irregulares hasta por un año después del tratamiento. Muchos médicos recomiendan que las mujeres eviten quedar embarazadas de seis a doce meses después del tratamiento. Ningún efecto dañino se ha notado en niños nacidos de padres que recibieron yodo radiactivo en el pasado.

Consejos y recomendaciones para después del radioyodo

Beber abundante cantidad de líquido, entre 2 y 3 litros por día.

Vaciar frecuentemente la vejiga. Durante el día cada una o dos horas.

Durante los primeros dos días (mientras esté despierto), ponga en su boca media cucharadita de jugo de limón cada hora o caramelos masticables levemente ácidos, con el fin de provocar el vaciamiento de las glándulas salivales y minimizar su irradiación. Recordar que una posible complicación del tratamiento con altas dosis de I131 es la sequedad de boca.

Las simples precauciones de beber mucho líquido y provocar el vaciamiento salivar en los primeros dos días luego del tratamiento ayudan mucho a prevenir esta molesta complicación.

Consejos de radioprotección para las demás personas:

Dormir solo los primeros 2 o 3 días luego del tratamiento. Evitar besos y relaciones sexuales durante ese lapso.

Tratar de mantener una distancia mínima de 2 metros entre Ud. Y las otras personas.

Evitar el contacto físico prolongado con otras personas.

Evitar la permanencia innecesaria de otras personas en la misma habitación que Ud. Recordar siempre mantener la máxima distancia posible.

Durante 10 días evitar estar a menos de 3 mts de distancia de mujeres embarazadas o niños.

En caso de amamantar a un niño, suspender la alimentación materna por unas 6 a 8 semanas.

De tener posibilidad, es mejor que durante los primeros 2 o 3 días postratamiento utilice un baño personal.

Cada vez que use el inodoro, apriete el botón 2 o 3 veces para que se lave el sifón.

Lavarse cuidadosamente las manos con agua y jabon luego de usar las instalaciones sanitarias.

Limpiar cuidadosamente el lavatorio si lo contamina con saliva luego de higienizarse los dientes.

Si tiene expectoración abundante, durante los primeros 3 días escupa en el inodoro y apriete el botón.

Si es hombre, orine sentado en el inodoro. Esta posición minimizará el riesgo de contaminación.

No orine mientras se está bañando.

Al terminar de bañarse deje correr abundante agua para lavar la bañera.

Use toallas, ropa interior y ropa de cama individuales.

Use vajilla personal los 3 primeros dias luego del tratamiento. Esa vajilla se lavara separadamente del resto.

 

 

 

Este tratamiento se puede usar para extirpar (destruir) cualquier tejido tiroideo que no haya sido extirpado mediante cirugía o para tratar algunos tipos de cáncer de tiroides que se hayan propagado a los ganglios linfáticos y a otras partes de su cuerpo.

 

La terapia con yodo radiactivo mejora la tasa de supervivencia de los pacientes con cáncer tiroideo papilar o folicular (o cáncer tiroideo diferenciado) que se ha propagado al cuello o a otras partes del cuerpo, y este tratamiento es actualmente una práctica convencional para dichos casos. Sin embargo, los beneficios de la terapia con yodo radiactivo son menos claros para los pacientes con cánceres pequeños de la glándula tiroides que no parecen haberse propagado, los cuales que a menudo se pueden extirpar completamente con cirugía. Hable con su médico sobre los riesgos y los beneficios de la terapia RAI para usted. La terapia con yodo radiactivo no se puede usar para tratar los carcinomas tiroideos anaplásicos (indiferenciados) ni los medulares, ya que estos tipos de cáncer no absorben el yodo.

 

Para que la terapia con yodo radiactivo sea más eficaz, los pacientes tienen que presentar niveles altos de hormona estimulante de tiroides (TSH) en la sangre. Esta sustancia estimula el tejido de la tiroides (y las células cancerosas) para absorber el yodo radiactivo. Si se extirpó la tiroides, una manera de aumentar los niveles de TSH consiste en no tomar pastillas de hormona tiroidea por varias semanas. Esto provoca niveles muy bajos de hormona tiroidea (una afección conocida como hipotiroidismo), lo que hace que la glándula pituitaria segregue más TSH. Este hipotiroidismo intencional es temporal, pero a menudo puede causar síntomas como cansancio, depresión, aumento de peso, estreñimiento, dolores musculares y dificultad para concentrarse. Otra manera de aumentar los niveles de TSH antes de la terapia RAI consiste en administrar una forma inyectable de hormona recombinante tirotropina, lo que puede hacer innecesario suspender el reemplazo de hormona tiroidea por un período de tiempo prolongado. Este medicamento se administra diariamente por 2 días, con la RAI el tercer día.

 

Es recomendable  que el paciente siga una alimentación baja en yodo por 1 o 2 semanas antes del tratamiento. Esto significa evitar alimentos que contengan sal yodada y colorante rojo #3, así como productos lácteos, huevos, mariscos y soya.

 

                      DIETA BAJA EN YODO PARA ADMINISTRACIÓN DE TERAPIA CON YODO RADIACTIVO 

PARA SEGUIR ANTES DE TRATAMIENTO CON YODO RADIACTIVO

 

 Puntos clave • Ésta es una dieta con bajo contenido en yodo, no es una dieta sin yodo. • Esta dieta es para uso temporal, se recomienda para las cuatro semanas antes del tratamiento con yodo radioactivo. La última semana es la más importante. • Se deben evitar los alimentos con altos niveles de yodo (más de 20 mcg por porción). Se puede consumir cualquier alimento con bajo contenido en yodo (hasta 5 mcg por porción). Se deben limitar los alimentos que tienen niveles moderados de yodo (de 5 a 20 mcg por porción). • Siempre lea la lista de ingredientes de cualquier producto envasado para calcular la cantidad de yodo que contiene.

PROHIBIDOS: ESTOS ALIMENTOS E INGREDIENTES SE DEBEN EVITAR • Sal yodada, sal de mar, y cualquier alimento que la contenga. • Pescados, mariscos y sus derivados, lo que incluye alimentos con cualquier derivado de algas marinas como el sushi.

• Productos lácteos y sus derivados.

• Huevos enteros y yema de huevo (Las claras se pueden consumir). Evitar cualquier alimento hecho con huevo.

• Productos de panadería industrial que contengan yodo (Con frecuencia usan ingredientes o preservativos que contienen yodo. Se pueden comer los panes caseros o comerciales con bajo contenido en yodo) incluyendo pan de caja, pasteles o pan de dulce industrializado.

• Embutidos: el tocino, jamón, salchicha, salami. Solamente se permite carne fresca.

• Alimentos que tengan colorante rojo #3, que son alimentos de color rojo, naranja o café de manera sintética.

• Chocolate (porque contiene leche) Se permite el cacao y algunos chocolates oscuros.

•Productos enlatados, principalmente frutas y vegetales.

• Café instantáneo y thé.

• Soya y productos que la contengan, como “tofu”, proteína vegetal texturizada, leche de soya o salsa de soya (Los Institutos Nacionales De la Salud recomiendan que no se consuman algunos tipos de frijoles, como por ejemplo los frijoles colorados, los frijoles de media luna, los frijoles blancos o frijoles pintos)

• La piel de la papa (se puede comer la papa sin piel)

• Vitaminas que contengan yodo. Casi todas las vitaminas lo contienen. Revise la etiqueta si es que las está consumiendo.

• Cualquier medicamento que contenga yodo y que no sea indispensable para el tratamiento de otra enfermedad. Si usted consume algún medicamento con yodo como la amiodarona, pregunte a su médico que hacer antes de suspenderlo.

PERMITIDOS

• Sal no yodada, a menos que sea sal de mar.

• Fruta, menos las cerezas en conserva (con colorante rojo #3)

• Vegetales (crudos o congelados sin sal), menos algunos tipos de frijoles ya mencionados

• Nueces sin sal y algunas mantequillas de nuez sin sal.

• Las claras del huevo

• Carne fresca hasta 6 onzas diarias

• Granos y cereales hasta 4 porciones diarias, siempre que contengan ingredientes con bajo contenido en yodo

• Fideos, siempre que contengan ingredientes con bajo contenido en yodo

• Azúcar, jalea, mermelada sin colorante artificial, miel de abejas.

• Pimienta negra, hierbas frescas o secas y especias

• Aceite, todos los aceites vegetales, incluyendo el aceite de soya

•Refrescos (menos los que contengan el colorante rojo #3). Puede consumir refrescos light, café no instantáneo, té no instantáneo, cerveza, vino, otras bebidas alcohólicas, limonada, jugos

• Lea la lista de ingredientes de cualquier alimento envasado, si contiene más de 5 microgramos de yodo por porción, no lo consuma.

 

Recuerda consultar a tu medico nuclear las recomendaciones de algunos alimentos pueden cambiar, pero en general con esta dieta se obtiene el resultado deseado que es la captación del yodo para ablación o rastreo de control en el seguimiento del paciente con diagnóstico de Cáncer de Tiroides.

© 2015 by Amecat.

CONTACTANOS!

El cáncer de tiroides es curable, y lo podemos contar..........

  • Facebook Classic
  • Google Classic

AMeCAT

WhatsApp :   55 1820 5905

 
amecat.mx@gmail.com